Diseñar la habitación de un niño

 

Arq. Fuey-Yin Lee

flee@leechingcorp.com

 

La habitación debe ser ese espacio para descansar y relajarse, para reponer fuerzas y enfrentar el día a día; sin embargo, en el caso de los niños es mucho más que eso. Por lo general, es un espacio también para estudiar, jugar y compartir con sus amigos.

En el caso de los niños varones, éstos son por lo general más activos que las niñas, brincan, saltan, corren y sus dormitorios deben permitirles experimentar la magia y diversión que implica ser niños. Además, deben ser espacios tan bien logrados, que, por las noches, los podamos transformar en ese lugar que les dé la calma y confianza que necesitan para descansar apropiadamente.

Es fundamental que las habitaciones puedan transformarse fácilmente a medida que los niños van creciendo, por lo que la versatilidad de los espacios y el mobiliario es clave para que los niños se sientan a gusto en todo momento.

 

Mobiliario

Diseño tomado de Internet

En el momento de elegir un mobiliario es fundamental considerar la edad de los niños, pues dependiendo de ésta hay diferentes modelos que pueden ser funcionales. Por ejemplo, no se recomiendan camas muy altas para niños menores de 10 años (literas, por ejemplo), pero hay camas “semi-altas” que pueden ser útiles para niños entre los 7 y 10 años, pues tienen la posibilidad de agregar barandas y de convertir los espacios más bajos en espacios para almacenamiento o de juego.

También es bueno dejar los muebles hacia los lados, pues de esta manera queda un espacio vacío en el centro de la habitación para que los niños puedan jugar. Se recomienda colocar en este espacio una alfombra para que jueguen más cómodos; siempre que ésta pueda ser lavada en la lavadora, pues la higiene es muy importante en el caso de los más pequeños.

Se recomienda la utilización de muebles con diseño modular, pues así estos se pueden ir adaptando a las distintas etapas del crecimiento de los niños; por ejemplo, cunas que se puedan transformar a camas cuando ya no sean necesarias las barandas.

Organización

Diseño de Piccolini Montessori & Kids Shop

Es vital que dentro de la habitación se procure que los niños mantengan el orden por ellos mismos, y por eso los espacios destinados para estos fines deben ser bastante lógicos e intuitivos. Por ejemplo, se debe pensar en un armario que tenga espacio para sus juguetes, y preferiblemente a una altura apropiada para que ellos mismos puedan alcanzarlos.

Materiales

Diseño de UnderTen

Deben ser resistentes al uso, golpes y movimientos bruscos, especialmente si se desea conservarlos por muchos años. Existen en el comercio mobiliarios infantiles en madera y metal, que son los que más se recomienda utilizar, pero también hay propuestos en plásticos y acrílicos.

 

Colores

Es importante considerar que los colores se adapten a la edad de los pequeños. Por ejemplo, a partir de los dos años, se puede optar por los colores vivos y más personalizado a sus gustos, para que sientan la habitación como un espacio privado. Sin embargo, al tratarse de niños de menos de dos años, la recomendación siempre será conservar los colores claros.

Además, es importante que las habitaciones tengan color, pues esto ayuda a que los niños tengan un mejor humor y encuentre en su habitación un espacio íntimo y propio. Una recomendación importante siempre será evitar lo que conocemos como “colores chillones” pues esto evitará el descanso apropiado del niño.

Diseño Arq. Fuey-Yin Lee

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *